Psicología Infanto-Juvenil

Los niños y adolescentes, se encuentran en un periodo de rápido crecimiento, desarrollo y descubrimiento, que comporta cambios físicos y cognitivos asociados a la madurez y a la creación de su identidad.

Estos cambios se producen a nivel social, comportamental y personal, pudiendo provocar en algunas ocasiones, que los niños y adolescentes tengan conductas que los padres no entienden o no saben cómo manejar.

Cuando la situación empiece a crear conflictos tanto a nivel personal como familiar y escolar, el conocer y entender el porqué del comportamiento, será la solución para resolver la situación conflictiva.

Nuestro objetivo, será generar el bienestar psicológico y social del menor, eliminando las situaciones que produzcan sufrimiento, y a su vez, ayudar a los padres a entender la situación y comportamiento por la que está pasando el niño o adolescente para favorecer el cambio.

Principales motivos de consulta:

En la infancia

  • Miedos nocturnos.
  • Problema en el control de esfínteres.
  • Alteraciones de la conducta (rabietas, agresividad)
  • Apoyo psicológico en casos de separación o divorcio.
  • Celos infantiles.
  • Fracaso escolar.
  • Problemas emocionales.
  • Dificultades en el control de impulsos.
  • Problemas en la alimentación.

    En la adolescencia

  • Problemas emocionales.
  • Fomento autoestima y asertividad.
  • Mejora habilidades sociales.
  • Problemas de adaptación social.
  • Conductas de riesgo (Alcohol, drogas, relaciones sexuales)
  • Bajo rendimiento académico (ansiedad ante los exámenes, desmotivación)
  • Acoso escolar.
  • Angustia/desesperación.
  • Duelos.
  • Problemas de identidad.

    La duración de la sesión es de 45 minutos.