11 may

¡NO! A la violencia de género

Cada vez existe más concienciación sobre la violencia de género y su identificación, pero por desgracia, es una noticia que sale constantemente en los medios de comunicación y cada vez se produce a edades más tempranas.

A continuación os haremos una breve explicación de que es la violencia de género, sus fases, como detectarla y como actuar con una persona que ha sufrido malos tratos. 

JAMAS-DISENOSOCIAL-MEJOR-CAMPAÑA

Es necesario entender que la violencia de género se basa en una dinámica que mantiene atrapadas psicológicamente a las mujeres maltratadas. En un primer momento, el maltratador prepara a su víctima, despojándola de su seguridad, confianza, autonomía, etc. con diferentes manifestaciones de maltrato psíquico para que cuando llegue el maltrato físico (si se produce) la víctima se sienta sola, avergonzada, con sentimientos de culpabilidad y totalmente dependiente del agresor.

Esta dinámica presenta un patrón cíclico, que se desarrolla en tres fases, que Leonore Walter (1984) acuña como “el ciclo de la violencia”. Se trata de un ciclo repetitivo, donde las diferentes fases cada vez se reproducen en espacios más cortos de tiempo y con mayor intensidad. La violencia de género suele manifestarse en primer lugar con agresiones verbales (maltrato psíquico) en sus formas más encubiertas; humillaciones, descalificaciones, insultos, pasando a las agresiones físicas (maltrato físico) con empujones, bofetones y en casos extremos palizas, violaciones e incluso la muerte.

 Las fases del ciclo son tres:

Fase de tensión: la agresividad se manifiesta con agresiones verbales (descalificaciones, ridiculización, insultos, etc.) o agresiones físicas “moderadas” (empujones, bofetones, etc.). La mujer como mecanismos para intentar racionalizar la situación y adaptarse a esta, desarrolla sentimientos de autoinculpación (“Yo lo he provocado, es culpa mía”), busca respuesta en factores externos (“Está nervioso por el trabajo”), o incluso quita importancia a la actitud violenta (“Bueno no ha sido tan grave. Es solo un bofetón”). Es un momento en el que la mujer extrema el cuidado para calmar la tensión, sintiéndose confundida y angustiada. En este período puede estar la relación mucho tiempo.

Fase de explosión violenta: cada vez son más frecuentes los momentos de tensión, hasta que finalmente se producen los comportamientos violentos produciendo lesiones físicas y/o psíquicas y/o sexuales. Es un momento de sometimiento, castigo y aislamiento que provoca una situación de alerta permanente y un estado de parálisis emocional de la mujer ante su impotencia y su incapacidad para predecir las consecuencias de sus actos. Es una fase breve pero intensa.

Fase de amabilidad y afecto, conocida como “luna de miel”: el agresor promete que no volverá a pasar. Se caracteriza por una situación de extrema amabilidad, donde el agresor manipula psicológicamente con el perdón y el arrepentimiento.

El ciclo vuelve a repetirse en la medida que el agresor siente que la mujer ha ganado confianza y que ello puede suponer una amenaza para su poder. La necesidad de mantener todo bajo su control inicia un nuevo episodio.

 A continuación se exponen una serie de consejos para saber detectar si alguien de nuestro entorno está siendo maltratado psíquica y físicamente:

MALTRATO FÍSICO:

– Continuos hematomas por diferentes partes del cuerpo.

– Escusas sobre cómo se ha realizado diferentes golpes o fracturas.

– Quemaduras de cigarrillos.                                – Cortes.

– Mordeduras humanas                                        – Heridas

– Arañazos                                                            – Problemas físicos.

– Constantes visitas al hospital.

MALTRATO PSICÓLOGICO

– Continuo estado de tristeza.                         – Grandes cambios de humor.

– Constantes mentiras.                                   – Pérdida del contacto familiar.

– Hipervigilancia.                                              – Poco apetito o voracidad.

– Insomnio o hipersomnia.                               – Pérdida de energía o fatiga.

– Disminución de la autoestima                        – Intentos de suicidio.

– Escasas relaciones sociales e incluso la perdida de ellas.

– Manifestaciones somáticas.                           – Comunicación de malestar con la pareja.

– Ansiedad que puede provocar hiperventilación, arritmias, ataques de pánico, problemas alimentarios…

mujermaltratada

Cuando descubrimos que un ser querido o amigos han sido víctima de continuas agresiones, nos quedamos en un estado de shock, resignación, de desconcierto y de no entendimiento de cómo no nos hemos dado cuenta antes o del porque no nos han informado de la situación, pero una vez tenemos conciencia de la problemática, ¿Cómo debemos actuar?

Escuchar de forma activa. Ofrecer interés, respuestas y disponibilidad.

Asegurar la confidencialidad para que supere su sentimiento de vergüenza al contar lo que le ocurre.

Empatizar con ellas mostrando que se comprenden sus miedos y dificultades.

Preguntarles de qué forma se les puede ayudar.

Mostrar sensibilidad hacia lo que sienten y necesitan.

Reforzar todos los pasos que las mujeres realicen para acabar con la situación en la que están viviendo: haber llamado para informarse, cuestionarse la situación en la que viven, leer sobre el tema, contar a familiares y amistades lo que les ocurre, acudir a los recursos especializados, etc.

Respetar los tiempos de las mujeres para visualizar la situación y ponerla fin.

Fomentar la independencia y autonomía de las mujeres, no victimizando a las mujeres que sufren esta situación.

Tanto si eres víctima de maltrato como si conoces un caso cercano de violencia de género puedes ponerte en contacto con el teléfono gratuito 016. Funciona las 24 horas del día los 365 días del año. Es absolutamente confidencial.

En el 016 recibirás atención profesional. Te informarán de qué hacer en caso de maltrato y en caso de emergencia te derivarán directamente al 112. Recibirás información sobre los recursos y los derechos que tienes en materia de empleo, servicios sociales, ayudas económicas, recursos de información, de asistencia y de acogida.

violencia-de-genero-disenosocial

PSICÓLOGOS EN TARRAGONA.

www.arimapsicologia.com