24 nov

OS APLAUDO

¿Qué es aplaudir? La palabra aplaudir significa chocar repetidamente las palmas de las manos una contra la otra como muestra de aprobación, admiración o acuerdo con una persona o con lo que hace.

Normalmente solo aplaudimos cuándo nos ha gustado una obra de teatro, una conferencia, nuestro equipo de fútbol ha ganado o cuando entre colegas alguno de nuestros amigos recrea una escena graciosa.

Siempre cuando algo finaliza.

Y es ahora cuándo me pregunto… ¿Por qué sólo aplaudimos cuando algo finaliza y no cuándo va a empezar? Si quizás, se necesitan más los aplausos al principio que al final, porque nos darían la fuerza que necesitamos para continuar.

Pero ahora volveré a retomar el significado de “APLAUDIR”: Se aplaude como muestra de aprobación, admiración o acuerdo con una persona o con lo que hace.

Y yo os pregunto: ¿A quién has aplaudido últimamente? ¿A quién has admirado? ¿Has aplaudido a tu pareja o padres por darte cada día un trozo de su corazón? ¿Por recibir un regalo inesperado de alguien a quién amas? ¿Cuándo has llamado a tu mejor amigo/a a las 4 de la mañana para que te consuele y habéis acabado llorando de alegría? ¿Cuándo alguien ha confiado en ti cuando ni tan si quiera tu lo hacías?

clapping_hands

Pues hoy os quiero aplaudir:

 

Aplaudo a las personas que cada día te roban una sonrisa.

Aplaudo a las personas que se aceptan y son ellos mismos.

Aplaudo a las personas que ríen mientras lloran.

Aplaudo a las personas que cada día luchan y ganan sus propias batallas.

Aplaudo a las personas que se sienten vivas incluso cuando sienten que una parte de su ser esta muerto.

Aplaudo a todo aquel que con las piedras del camino acaba construyendo una fortaleza.

Aplaudo a las personas que dan el primer paso y continúan caminando a pesar del dolor.

Aplaudo a las personas que ven la belleza de las cosas cuándo otros no las perciben.

Aplaudo a los super papás, super mamás, super hermanos y super abuelos.

Aplaudo a la gente sin complejos.

Aplaudo a las personas que valoran las pequeñas cosas de la vida y eso les hace grandes.

Aplaudo a las personas que dan el mismo valor a su salud física como mental.

Aplaudo a todas aquellas personas que están en constante cambio.

Aplaudo a las personas que no tienen ningún estigma social.

Aplaudo a las personas que arriesgan todo para ganar.

Aplaudo a quien se cae 7 veces y se levanta 8.

Aplaudo a las personas que salen de su zona de confort y cada día se marcan nuevos objetivos.

Aplaudo a las personan que afrontan sus miedos y los vencen.

Aplaudo a las personas que intentan ser felices y hacen felices a los que les rodean.

Aplaudo a las personas que se preguntan y encuentran respuestas.

Aplaudo a los que dan sin recibir nada a cambio.

TE APLAUDO A TI.

 

La vida no es un problema a ser resuelto, sino una realidad a experimentar. Así que no dejes nunca de aplaudir y sobre todo, de aplaudirte a ti mismo; solo así serás capaz de ver todo lo que has logrado.

 

logoweb_blanco

www.arimapsicologia.com

Psicólogos en Tarragona

 

11 may

¡NO! A la violencia de género

Cada vez existe más concienciación sobre la violencia de género y su identificación, pero por desgracia, es una noticia que sale constantemente en los medios de comunicación y cada vez se produce a edades más tempranas.

A continuación os haremos una breve explicación de que es la violencia de género, sus fases, como detectarla y como actuar con una persona que ha sufrido malos tratos. 

JAMAS-DISENOSOCIAL-MEJOR-CAMPAÑA

Es necesario entender que la violencia de género se basa en una dinámica que mantiene atrapadas psicológicamente a las mujeres maltratadas. En un primer momento, el maltratador prepara a su víctima, despojándola de su seguridad, confianza, autonomía, etc. con diferentes manifestaciones de maltrato psíquico para que cuando llegue el maltrato físico (si se produce) la víctima se sienta sola, avergonzada, con sentimientos de culpabilidad y totalmente dependiente del agresor.

Esta dinámica presenta un patrón cíclico, que se desarrolla en tres fases, que Leonore Walter (1984) acuña como “el ciclo de la violencia”. Se trata de un ciclo repetitivo, donde las diferentes fases cada vez se reproducen en espacios más cortos de tiempo y con mayor intensidad. La violencia de género suele manifestarse en primer lugar con agresiones verbales (maltrato psíquico) en sus formas más encubiertas; humillaciones, descalificaciones, insultos, pasando a las agresiones físicas (maltrato físico) con empujones, bofetones y en casos extremos palizas, violaciones e incluso la muerte.

 Las fases del ciclo son tres:

Fase de tensión: la agresividad se manifiesta con agresiones verbales (descalificaciones, ridiculización, insultos, etc.) o agresiones físicas “moderadas” (empujones, bofetones, etc.). La mujer como mecanismos para intentar racionalizar la situación y adaptarse a esta, desarrolla sentimientos de autoinculpación (“Yo lo he provocado, es culpa mía”), busca respuesta en factores externos (“Está nervioso por el trabajo”), o incluso quita importancia a la actitud violenta (“Bueno no ha sido tan grave. Es solo un bofetón”). Es un momento en el que la mujer extrema el cuidado para calmar la tensión, sintiéndose confundida y angustiada. En este período puede estar la relación mucho tiempo.

Fase de explosión violenta: cada vez son más frecuentes los momentos de tensión, hasta que finalmente se producen los comportamientos violentos produciendo lesiones físicas y/o psíquicas y/o sexuales. Es un momento de sometimiento, castigo y aislamiento que provoca una situación de alerta permanente y un estado de parálisis emocional de la mujer ante su impotencia y su incapacidad para predecir las consecuencias de sus actos. Es una fase breve pero intensa.

Fase de amabilidad y afecto, conocida como “luna de miel”: el agresor promete que no volverá a pasar. Se caracteriza por una situación de extrema amabilidad, donde el agresor manipula psicológicamente con el perdón y el arrepentimiento.

El ciclo vuelve a repetirse en la medida que el agresor siente que la mujer ha ganado confianza y que ello puede suponer una amenaza para su poder. La necesidad de mantener todo bajo su control inicia un nuevo episodio.

 A continuación se exponen una serie de consejos para saber detectar si alguien de nuestro entorno está siendo maltratado psíquica y físicamente:

MALTRATO FÍSICO:

– Continuos hematomas por diferentes partes del cuerpo.

– Escusas sobre cómo se ha realizado diferentes golpes o fracturas.

– Quemaduras de cigarrillos.                                – Cortes.

– Mordeduras humanas                                        – Heridas

– Arañazos                                                            – Problemas físicos.

– Constantes visitas al hospital.

MALTRATO PSICÓLOGICO

– Continuo estado de tristeza.                         – Grandes cambios de humor.

– Constantes mentiras.                                   – Pérdida del contacto familiar.

– Hipervigilancia.                                              – Poco apetito o voracidad.

– Insomnio o hipersomnia.                               – Pérdida de energía o fatiga.

– Disminución de la autoestima                        – Intentos de suicidio.

– Escasas relaciones sociales e incluso la perdida de ellas.

– Manifestaciones somáticas.                           – Comunicación de malestar con la pareja.

– Ansiedad que puede provocar hiperventilación, arritmias, ataques de pánico, problemas alimentarios…

mujermaltratada

Cuando descubrimos que un ser querido o amigos han sido víctima de continuas agresiones, nos quedamos en un estado de shock, resignación, de desconcierto y de no entendimiento de cómo no nos hemos dado cuenta antes o del porque no nos han informado de la situación, pero una vez tenemos conciencia de la problemática, ¿Cómo debemos actuar?

Escuchar de forma activa. Ofrecer interés, respuestas y disponibilidad.

Asegurar la confidencialidad para que supere su sentimiento de vergüenza al contar lo que le ocurre.

Empatizar con ellas mostrando que se comprenden sus miedos y dificultades.

Preguntarles de qué forma se les puede ayudar.

Mostrar sensibilidad hacia lo que sienten y necesitan.

Reforzar todos los pasos que las mujeres realicen para acabar con la situación en la que están viviendo: haber llamado para informarse, cuestionarse la situación en la que viven, leer sobre el tema, contar a familiares y amistades lo que les ocurre, acudir a los recursos especializados, etc.

Respetar los tiempos de las mujeres para visualizar la situación y ponerla fin.

Fomentar la independencia y autonomía de las mujeres, no victimizando a las mujeres que sufren esta situación.

Tanto si eres víctima de maltrato como si conoces un caso cercano de violencia de género puedes ponerte en contacto con el teléfono gratuito 016. Funciona las 24 horas del día los 365 días del año. Es absolutamente confidencial.

En el 016 recibirás atención profesional. Te informarán de qué hacer en caso de maltrato y en caso de emergencia te derivarán directamente al 112. Recibirás información sobre los recursos y los derechos que tienes en materia de empleo, servicios sociales, ayudas económicas, recursos de información, de asistencia y de acogida.

violencia-de-genero-disenosocial

PSICÓLOGOS EN TARRAGONA.

www.arimapsicologia.com

 

20 abr

CUANDO LAS EMOCIONES SE QUEDAN MUDAS – ALEXITIMIA

La palabra alexitimia – de las raíces griegas a (sin), lexis (palabra) y thimos (afecto), es decir, ‘sin palabras para el afecto’–, fue acuñada por el psiquiatra Peter E. Sifneos.

La alexitimia es un trastorno desadaptativo psicológico que se caracteriza por:

  • Dificultad para identificar emociones y sentimientos
  • Dificultad para diferenciar una emoción de otra. Esta incapacidad no se da sólo respecto a los propios sentimientos, sino también respecto a las emociones en los demás (en sus voces, expresiones faciales, posturas).
  • Dificultad para describir emociones y sentimientos propios y de otras personas.
  • Dificultad para diferenciar los sentimientos de las sensaciones corporales que acompañan la activación emocional. Es decir, las emociones suelen acompañarse de síntomas fisiológicos, como sudoración, aceleración del ritmo cardiaco, etc. Las personas con alexitimia atribuyen estas manifestaciones fisiológicas a síntomas vagos o los confunden con la emoción misma. Cuando sienten emociones intensas, estas personas describe simplemente un malestar físico de un modo impreciso.
  • Forma de hablar monótona, parca y sin matices afectivos. Apenas gesticulan ni introducen cambios en el tono de voz, se sientan de forma rígida y el semblante es inexpresivo.
  • Utilizan la acción como estrategia de afrontamiento en situaciones de conflicto. El modo de resolver un estado emocional desagradable consiste en la realización de conductas directas. Tienen una orientación de tipo práctico y un escaso contacto con su realidad psíquica.

images9WVUCAMK

Existen dos tipos de alexitimia: la primaria y la secundaria.

La alexitimia primaria es de orden biológico, debidas a factores hereditarios que interrumpen la comunicación entre el sistema límbico y la neo corteza. En este caso, la alexitimia es una disposición personal, que acompaña al sujeto de por vida, como rasgo de personalidad fruto de una anormalidad genética, un desarrollo biológico inadecuado o una lesion cerebral.

 La alexitimia secundaria se origina como resultado de influencias psicológicas, como condicionamiento sociocultural o defensa ante un trauma. La persona suprime las emociones dolorosas como un mecanismo de defensa contra el trauma, por ejemplo, enfermedades crónicas graves, duelo por un ser querido, etc. Posiblemente se relacione con una negación de la situación o acontecimiento traumático para protegerse de emociones demasiado dolorosas. En estos casos, la alexitimia puede desaparecer cuando desaparece la enfermedad, se elabora el duelo o la situación traumática, o puede cronificarse si no se interviene adecuadamente.

 Pero ¿cómo puede afectar a la vida diría el tener anuladas las emociones? ¿El no saber discriminar una emoción de otra y el porqué de ellas?

 Las emociones son importantes para saber relacionarnos, comunicarnos, disfrutar de los pequeños placeres, resolver problemas y tomar decisiones con efectividad.Esto se debe a dos factores principales:

  •  Las emociones desempeñan un papel fundamental para determinar nuestras metas en base a lo que nos agrada o desagrada. Si no somos capaces de reconocer nuestras emociones e interpretarlas, no estaremos utilizando una informacion muy valiosa. Las personas con alexitimia basan sus decisiones en razones practicas, no sentimentales ni hedonistas, de modo que llevan vidas menos gratificantes y placenteras.

images18AXEQI6

  • El sistema emocional utiliza un modo diferente de procesar la información que el sistema intelectual. Es mas holista y distribuido, se especializa en reacciones rapidas y funciona de un modo automatico, basado en el conocimiento adquirido en experiencias previas. En cambio, el intelecto progresa paso a paso, segun una secuencia lógica logica, pero requiere mucho mas tiempo para procesar la informacion y puede dejar de lado informacion importante. Ambos metodos tienen sus ventajas y sus inconvenientes y la mayoria de las personas utiliza ambos en la toma de decisiones o utiliza el que considera mas adecuado en cada momento. Las personas con alexitimia emplean solo el sistema intelectual, no son intuitivos y se ven fácilmente abrumados por tareas practicas o razonamientos interminables. Por ejemplo, si quieres comprar un automovil y no eres capaz de decidirte al analizar las prestaciones de diversos modelos, es posible que optes por el que te produzca una sensacion mas agradable, mientras que la persona con alexitimia no hara esto y seguira teniendo problemas para tomar una decision. Los sujetos con alexitimia suelen ser muy indecisos cuando han de tomar decisiones respecto a preferencias personales. Al no ser capaces de decidir en funcion de la emocion que algo les inspira, pueden tender a buscar la opinion de los demas y decidir en base a ello.

 

Información obtenida de Alexitimia y síndrome de Asperger – ResearchGate (Dipòsit UB).

www.arimapsicologia.com

 

5 mar

¿COMO SER ASERTIVO?

LA ASERTIVIDAD

 

Te voy a plantear una situación y vas a tener que responder lo más sinceramente posible.

Vas a un restaurante, pides para comer un entrecot con patatas y en vez de eso, el camarero te trae unos macarrones que no tienen muy buena pinta. ¿Qué harías?

 1. Llamas al camarero, le das el plato y le dices que es un inútil, que quieres tu entrecot y los macarrones rancios que se los coma él.  imagesW8JTHXC2

 2. Comunicarle al camarero que ha habido un error en la comanda y por favor te traiga el entrecot que habías pedido.

 3. Comerte los macarrones sin protestar.

¿Ya lo tienes claro?

Pues bien, si has respondido 1, tienes un estilo agresivo. Te cuesta tener en cuenta los sentimientos de los demás. Tu estilo comunicativo suele estar acompañado de insultos, amenazas, enfrentamientos, exigencias, te falta tacto y sueles ser muy agresivo al hablar. Te suele importar más bien poco la reacción que tengan los demás delante de tus comentarios, solo tú tienes la razón.

Si tu respuesta ha sido la 3, eres una persona pasiva. No defiendes tus intereses, te cuesta expresar tus sentimientos y pensamientos, suele estar relacionado con una autoestima baja. Prefieres acatar las normas y las demandas de los demás por encima de las tuyas aún estando en desacuerdo.

Y si has respondido con la 2, enhorabuena, eres una persona ASERTIVA. Actúas y hablas como piensas, con gran sinceridad, educación y seguridad. Consigues todo lo que quieres. Respetas a los demás y a ti mismo. Tienes madera de lider pues tienes una gran capacidad de decidir, comunicar y sobre todo estas muy seguro de ti mismo y de tus creencias.

psicologia_hospital_san_roque_las_palmas

 

Pero, ¿Qué es la asertividad?

La asertividad es aquella habilidad personal que nos permite expresar de forma adecuada nuestras emociones frente a otra persona, y lo hacemos sin hostilidad ni agresividad. Una persona asertiva sabe expresar directa y adecuadamente sus opiniones y sentimientos (tanto positivos como negativos) en cualquier situación social.

Para ser más asertivo, antes te has de preguntar qué beneficios te producen callarte y hacer todo lo que te digan los demás sin defender tus ideales y opiniones o que ganas “humillando”, alterándote y alterando a los demás con una comunicación más hostil.

Quizá en un primer momento no pasa nada, pero a la larga tus relaciones laborales, sociales, familiares y personales se pueden ver afectadas.

Para ser más asertivo te daremos cuatro consejos básicos para empezar:

1. Se fiel a tus pensamientos, deseos, y contigo mismo. Ten más seguridad. Dejar que los demás siempre tomen las decisiones por ti es una forma de evadir responsabilidades y de no llevar el timón de tu vida. La próxima vez que tus amigos o pareja te pregunten ¿Dónde quedamos esta tarde? no les respondas “me da igual, donde queráis”, Proponles un lugar y un buen plan para hacer que os guste a todos.

2. Controla tus emociones. Si sientes que tus sentimientos y emociones se pueden apoderar de ti, espera unos segundos, respira, cálmate y piensa bien como expresar tus pensamientos de una forma coherente y tranquila. Obtendrás más atención de las personas hablando de forma serena y educada. Domina tus emociones y dominaras las relaciones.

3. Reconoce tu culpa en los problemas. Es natural culpar a los demás de los problemas o de las cosas que no han salido como queríamos, especialmente cuando nos sentimos atacados o se esperaba más de nosotros. Cuando estés más tranquilo/a, analiza la situación y piensa de forma objetiva si realmente hemos tenido parte de culpa, toda la culpa o ninguna.Una persona asertiva acepta su responsabilidad. La aceptación es un indicador de madurez emocional y de consecuencia con las acciones que realiza cada uno.

4. Aprende a decir que NO. Esta en ocasiones es la más difícil de cambiar porque nos da miedo el hecho de que el empezar a decir no, nos empiece a mirar peor nuestro jefe, nuestros amigos, familiares, etc. y más si llevas bastante tiempo o toda la vida concediendo los deseos de los demás.Si no te sientes bien haciendo algo, no lo hagas. Si no te respetas a ti mismo, ¿Cómo lo van hacer los demás? Empieza de forma gradual, no tengas miedo, una vez lo hayas hecho un par de veces, lo iras haciendo de forma espontanea.

Esperamos que estos consejos te hayan servido para empezar a ser una persona más asertiva o al menos te hayas dado cuenta de los errores que cometes.

www.arimapsicologia.com

26 ene

MUJERES Y HOMBRES GUEPARDO

Esta entrada del Blog, va dedicada a todas aquellas personas que tienen un autoconcepto de sí mismas y una autoestima más bien baja, en definitiva, a los que no se quieren como se han de querer.

Y para cambiar esto, nos vamos a definir como MUJERES Y HOMBRES GUEPARDO.

OJOS

¿Y en que se caracterizan? En personas seguras de sí mismas, independientes, que consiguen lo que quieren, asumen riesgos, capaces de todo, se sienten los reyes de la jungla social, se valoran y van a la caza de sus objetivos. Nadie les puede hacer sombra porque son únicos en su especie. Sin miedos, poderosos, efectivos, devoradores de sus sueños e ilusiones. Con los instintos alerta para aprovechar cada ocasión que se les presenta.

Así que ya está bien de ser “gatitos mansos, y de quedaros en un segundo plano pensando que habrá “felinos” más grandes y poderosos que vosotros. Sin luchar por lo que queréis porque os sentís más débiles e inferiores.

Darwin propuso la evolución de las especies. Entonces, ¿Por qué no vamos a evolucionar nosotros?

En cualquier área de la vida, la falta de confianza, la inseguridad, esconder los propios sentimientos, el miedo a los cambios, no saber perdonarse a uno mismo, en definitiva, tener la autoestima baja, puede ser fatal. Nos inmoviliza, nos deja mudos y sin saber qué hacer.

Las áreas en las que nos podemos encontrar tales situaciones son:

  • No declarar tus sentimientos a una persona por miedo al fracaso.
  • En el ámbito laboral, dejar de luchar por algo, porque piensas que otros, aún siendo peores que tu, saben moverse mejor y se dan a valer mucho más.
  • No hacer lo que realmente quieres por el que dirán.
  • Estar amarrado a alguien por miedo a estar solo y no saber qué hacer o que será de ti, si cambias esa situación.
  • No dar rienda suelta a tus sueños.
  • Sentirse inferior a tu pareja. Pensando que no te la mereces por el simple hecho de no quererte a ti mismo como deberías y otorgarle a él/ella un papel superior al que tiene.
  • Dejar una carrera o un trabajo por pensar que no sirves o no eres capaz de hacer frente a tantas responsabilidades.

 Y así una lista interminable que iríamos haciendo.

 Ahora bien, os voy a dar una serie de truquillos para que reflexionéis y os volváis a sentir como lo que sois, Mujeres y hombres guepardo.

1. Ante el primer síntoma de desconfianza, pregúntate a ti mismo, ¿Qué es lo peor que me podría pasar?. Muy a menudo otorgamos excesiva importancia a los problemas que pueden surgir si intentamos algo. Pero, ¿porqué no usar toda nuestra energía en lograr nuestras metas, en lugar de gastarlas preocupándonos en lo que podría ocurrir? Actúa sin miedo! Minimiza riesgos y que el miedo no te detenga.

2. Si estás asustado por qué vas a hacer algo por primera vez…¡sencillo! Imagina que ya lo has hecho en el pasado. Cierra tus ojos, e imagínate a ti mismo de la forma más realista posible, culminando con éxito lo que ahora vas a hacer por primera vez. La mente realmente no sabe diferenciar entre algo imaginado con mucho detalle, de algo real. Lo confunde. Habrás superado el miedo a la primera vez.

 3. Anula a la molesta y negativa vocecilla interna que te dicta como actuar. Ese Pepito grillo puede detener a cualquiera. Para desarmarlo imagina el mando a distancia de tu tele y simplemente baja el sonido a 0 o pulsa el mute. O ¿por qué no tratas de cambiar esa voz por la de Dora la exploradora? ¿De verdad, podrías tomar seriamente a Dora diciéndote lo que tienes que hacer y criticándote?. El truco para desmontarla es alterar la forma en la que te afecta. Si es tu propia voz la que te insta a detenerte, lo consigue. Si es una voz chistosa, te hará reír y continuarás adelante.

4. Piensa en el “cómo sería si…”. Este truco es realmente bueno. Ante una situación concreta, ¿Si tuvieras confianza, como actuarías? ¿Como te moverías? ¿Como hablarías? ¿En que pensarías? ¿Que cosas te dirías a ti mismo? Preguntándote estas cuestiones, estas, literalmente, forzándote a imaginarte en un estado de confianza… ya lo único que tienes que hacer es “actuar” en función a las respuestas que des. Poco a poco irás olvidando que estás actuando, y se convertirá en un hábito automático.

 5. Encuentra a alguien que ya demuestre confianza en esa área, e imítalo. Toma como modelo su comportamiento, su actitud y aplícalo, de la forma que puedas, en el contexto que tú necesites. ¿Cómo hacer esto? Si tienes la posibilidad habla con él, y si no, pues trata de acercarte o observarlo lo más que puedas. Aprende de él. Tómalo de ejemplo, pero nunca lo copies o intentes ser alguien que no eres.

Recuerda: pierdes el 100% de las oportunidades que no intentas. Para conseguir lo que quieres, debes actuar.